El think tank del Gobierno alemán juzga a Venezuela

El think tank del Gobierno alemán juzga a Venezuela

Por nuestro colaborador en Alemania, Ingo Niebel.- La Fundación Ciencia y Política (SWP, por sus siglas en alemán), que asesora al Gobierno alemán ante todo en materia de Política Exterior y Economía, Defensa y Seguridad, juzga a Venezuela afirmando que “ya no puede ser considerada como una de la democracias de América Latina”. El think tank tacha al sistema político de la República Bolivariana de “autoritarismo electoral, plebiscitario o competitivo”. Empleando un estilo académico, la fábrica pensadora opina que a pesar de que sigan celebrándose elecciones se trata de un “régimen” en el que “se hieren de manera masiva las libertades y la igualdad política o sea los principios democráticos y del Estado de Derecho”. Para tal afirmación no aporta ni una sola prueba sino sólo se refiere a la supuestamente creciente detención de miembros de la oposición y a que empleados del Servicio Público son forzados “de manera sistemática de posicionarse en favor del Gobierno y de manifestarse en su pro.”

Este párrafo forma parte de un análisis más amplio de la VII Cumbre de las Américas. Su autora es la integrante de la SWP, Claudia Zille, que actualmente se halla en EE. UU., trabajando en el Weatherhead Center for International Affairs de la Universidad privada de Harvard.

La actual valoración de la SWP encaja con las declaraciones que el ministro de Asuntos Exteriores alemán, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier (en la fotografía), hizo al diario colombiano El Tiempo durante su estadía en ese país suramericano en febrero. Respecto a Venezuela dijo que “sin reformas en profundidad el país no podrá superar la crisis actual“ y añadió que “tenemos la esperanza de que el Gobierno también se esforzará para que no se produzca una escalada de la situación política”. Sobre los actos violentos, organizados desde la oposición venezolana, no se pronunció. El jefe de la diplomacia alemana reconoce que le interesa “enormemente” la valoración de sus interlocutores colombianos acerca de la situación en la región y en los países vecinos. Esta forma unilateral de ver la situación en Venezuela es común en los informes que las fundaciones cercanas a los partidos políticos alemanes elaboran sobre la República Bolivariana.

Ese comentario de la SWP sobre Venezuela y su tono no sólo corresponde a su ya tradicional postura contraria a la Revolución Bolivariana sino demuestra que también Alemania forma parte de la campaña antivenezolana que EEUU y el Gobierno español están llevando a cabo por diferentes vías desde principios de año.