Los nuevos ayuntamientos de unidad popular pondrán trabas a los festejos taurinos

Los nuevos ayuntamientos de unidad popular pondrán trabas a los festejos taurinos

Aunque las corridas y encierros de este verano están contratados hace meses, varios ayuntamientos surgidos de las últimas elecciones municipales han suspendido las corridas y sueltas previstas para las fiestas locales estivales. Así ha sucedido en A Coruña, Gandía, Mancor de la Vall, Pinto y Alzira. En otros lugares, como Huesca o Alicante, se lo están planteando para el próximo año, aunque consultando previamente a sus vecinos mediante referéndum. Por su parte, Manuela Carmena ha prometido que no destinará  “ni un euro público” a la tauromaquia. Los empresarios taurinos ven con recelo estas decisiones políticas, aunque todavía no están excesivamente preocupados.

El Ayuntamiento de A Coruña suspendió la Feria Taurina, a pesar del precontrato firmado con un empresario. El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro (Marea Atlántica) prometió en campaña electoral “no financiar los toros, ni otros espectáculos de maltrato animal”. La plataforma abolicionista ‘Galicia, Mellor Sen Touradas’ ha aplaudido la medida y ha destacado que esta decisión puede servir para abrir el debate sobre la posibilidad de impulsar una Iniciativa Legislativa Popular sobre la supresión de las corridas.

En la Comunidad Valenciana están apareciendo muchos ayuntamientos antitaurinos. Así, en Gandía, donde no hubo corridas de toros entre 1988 y 2012, las formaciones políticas que ahora gobiernan, PSOE y Mes Gandía, han decidido suprimir estos festejos porque “Gandía está en contra del maltrato animal” y porque “suponen un gasto que no es asumible en el momento actual”. En Alzira, donde los llamados ‘bous al carrer’ comenzaron a celebrarse hace siete años con el apoyo del PP a dos peñas taurinas, también el nuevo ayuntamiento ha decidido cancelarlos, argumentando que la mayoría del municipio no los aprueba. En Alzira gobierna desde el 13 de junio Compromís, gracias a un pacto de gobierno con PSOE y EU. Además, otros ayuntamientos valencianos, como L’Horta, Xàtiva o Aldaia planean realizar consultas populares sobre la organización de eventos taurinos. En Alicante, por su parte, el tripartito PSOE, Guanyar y Compromis prevé retirar las subvenciones y ayudas públicas a la plaza de toros, y en 2017 acabarán con los festejos taurinos.

En las islas Baleares, la asociación ‘Mallorca sin sangre’ ha convocado una manifestación antitaurina el sábado 25 de julio.

La lista de municipios antitaurinos en el Estado español la conforman a día de hoy un total de 101 localidades. La primera que se apuntó fue la gerundense Tossa del Mar (1989) y la última, en enero de 2015, Ariany (Mallorca).

En la Comunidad de Madrid, los ganadores de las elecciones de Pinto, Ganemos Pinto, también han decidido dejar de financiar encierros y corridas de toros. El último pleno municipal, celebrado a finales de junio, fue de lo más tenso. Varias peñas taurinas recriminaron al nuevo alcalde su decisión. Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, también llevaba en su programa dejar de financiar la tauromaquia. El equipo de gobierno de Ahora Madrid ha renunciado a su palco en Las Ventas y no financiará la escuela de toreros.