Iñaki Errazkin entrevista a Joseba Permach

Iñaki Errazkin entrevista a Joseba Permach

Iñaki Errazkin: Cuando se cumplen dos meses de las elecciones generales, ¿qué análisis haces de lo sucedido? ¿En qué situación se encuentran a día de hoy SORTU, EH Bildu y la Izquierda Abertzale?

 

Joseba Permach: Los resultados de las últimas elecciones fueron un duro golpe para EH Bildu. Como se dijo en la propia noche electoral, despues de caerse en el camino tocaba levantarse y ponerse a andar. Entendemos que, en estas elecciones, para muchos de nuestros votantes potenciales se impuso la lógica estatal y no fuimos capaces de acertar y concretar nuestra oferta política y electoral. Tocaba reflexionar profundamente y en eso estamos.

 

Iñaki Errazkin: Desde hace unos meses está teniendo lugar un proceso de debate y decisión en el seno de la Izquierda Abertzale que ha sido bautizado como “Abian” (en camino), ¿en qué esperas que ayude este debate?

 

Joseba Permach: Creo que tras cinco años desde el cambio de estrategia, con nuestros aciertos y nuestros errores, tocaba tomarse un tiempo para hacer balance, analizar en qué hemos acertado y, sobre todo, en qué hemos fallado. Ser autocríticos tiene que ser algo propio de cualquier formación política que se autodenomine de izquierdas y transformadora. Por tanto, llevar a cabo ese balance y, desde el conjunto de la Izquierda Abertzale, ser capaces de dibujar una nueva estrategia independentista transformadora que saque a este país y sus gentes de la opresión nacional y de clase que padecemos. Obviamente, además de dibujar esa estrategia hay que renovar los instrumentos que han de hacer operativa dicha apuesta.

 

Iñaki Errazkin: ¿Hay errores concretos que hayáis detectado ya?

 

Joseba Permach: Sí, claro. El documento que ahora se va a debatir en las asambleas de los pueblos menciona errores o carencias concretas: se habla de las dificultades o de la incapacidad que hemos tenido para conseguir la activación popular independentista necesaria, o un mayor empuje social. También que la creación de EH Bildu ha podido difuminar el carácter y personalidad propia de las diferentes formaciones que conforman la coalición, o que no hemos sido capaces de abrir EH Bildu a aquellas personas que se identifican con ella al margen de los partidos… También constatamos que, si bien la labor institucional ha sido inmensa, no hemos sido capaces de situar la construcción nacional y social en el cambio de ciclo o en la nueva fase política que vive Euskal Herria. Hay que darle mucha más centralidad a la transformación social… Como se ve, no hemos tenido problemas en escribir negro sobre blanco lo que consideramos han sido carencias o errores.

 

Iñaki Errazkin: Es cierto que desde fuera se aprecia un cierto malestar en una parte de las bases de la Izquierda Abertzale en el sentido que dices: por un lado, se ve a EH Bildu como reformista, y por otro, se cuestiona la estrategia social de SORTU, que se ha centrado en la reivindicación soberanista y ha relegado la movilización popular. Sin embargo, estos extremos se contemplaban ya en el debate fundacional de SORTU. ¿Qué ha faltado? ¿Aplicación de la teorización? ¿Iimplicación de las bases? ¿Abian puede ser la solución?

 

Joseba Permach: No creo en absoluto que EH Bildu sea reformista. De hecho, en cuatro años, y como ejemplo, gobernando en la Diputación de Gipuzkoa ha sido capaz de demostrar que otra política es posible, que el neoliberalismo tiene alternativa: se ha hecho otra política fiscal, se ha apoyado a las trabajadoras de las residencias, se ha incrementado el gasto social, se ha apostado por otro modelo de desarrollo económico y social, etc. Por todo ello, hemos recibido una agresión permanente y feroz por parte de las asociaciones empresariales, medios de comunicación del establishment y resto de formaciones. Otra cosa es que, al margen de todo eso, no hayamos sido capaces de articular y activar en la calle una mayoría social que condicionase el debate político e institucional. Una mayoría capaz de condicionar las agendas partidarias en favor de una estrategia como pueblo, una estrategia que superará el bloqueo que pretende el estado y que suponga la puesta en marcha de una estrategia independentista y transformadora. Una estrategia unilateral y eficaz. De eso se trata.

Y SORTU, como el conjunto de las organizaciones de la Izquierda Abertzale, tiene que ser uno de los motores principales de todo ello. Los hombres y mujeres que nos sentimos independentistas, socialistas, feministas y euskaltzales tenemos que poner en marcha una organización que se preocupe, ayude, apoye e impulse todo lo que estamos comentando. A eso vamos.

 

Iñaki Errazkin: La irrupción de PODEMOS en el paisaje electoral ha provocado un cambio en la relación de fuerzas políticas. En Euskal Herria ha demostrado ser un potente rival para EH Bildu. ¿Cómo ves a la formación que lidera Pablo Iglesias? ¿Puede ser un adversario en Euskal Herria y un aliado en el ámbito estatal? ¿Cómo te gustaría a ti que se resolviera la encrucijada actual en la sesión de investidura de Pedro Sánchez el próximo 2 de marzo?

 

Joseba Permach: Es obvio que que con PODEMOS compartimos políticas y planteamientos desde un punto de vista social. Por otra parte, nos alegra su defensa del derecho a decidir o la defensa de la consulta para Catalunya. El problema es que PODEMOS propone algo que sabe que es imposible. La Constitución española es una cárcel de pueblos y el sistema electoral español un apaño hecho a medida del bipartidismo para evitar cambios constitucionales de ese calado (por cierto para el artículo 135 no tuvieron ningún problema en ponerse de acuerdo). Tarde o temprano, espero, los hombres y mujeres de PODEMOS Euskal Herria se darán cuenta de que sólo el ejercicio unilateral del derecho a decidir nos va a permitir la mejora de las condiciones de vida y trabajo de las clases populares. Creo, en todo caso, que hemos de colaborar desde hoy en todo lo que nos une.

Respecto a la investidura de Sánchez Castejón, simplemente decir que a todos nos alegraría que el PP abandonara La Moncloa, pero, ciertamente, soy bastante escéptico sobre la respuesta que pueda dar Sánchez Castejón a lo que desde Euskal Herria le solicitamos, “las cuatro erres”:  Reconocimiento de un pueblo , Respeto  a sus decisiones, Rescate social de los que peor lo están pasando por la crisis y Resolución del conflicto.

 

Iñaki Errazkin: Preparando esta entrevista he leído unas declaraciones tuyas en las que dejas claro que no confías en la recuperación económica. ¿Qué condiciones crees que deben darse para que esta sea posible? ¿En qué puede contribuir la Izquierda Abertzale para conseguir ese rescate social que mencionabas?

 

Joseba Permach: No sólo no confío en la posible recuperación económica, sino que creo que es posible encontrarnos con una nueva recesión global. La situación actual de crisis se debe, en mi opinión, a las consecuencias de la apuesta neoliberal hecha hace décadas: desregulación económica, saqueo de lo público y economía de casino con permanentes burbujas que antes o despues estallan. La burbuja inmobiliaria estalló y ahora puede ocurrir lo mismo con el sector financiero y la burbuja de la deuda. Han utilizado las mismas políticas que nos han traído a la crisis, supuestamente para sacarnos de ella, pero obviamente no van a servir. De hecho, por mucha recuperación que se nos venda, lo que se percibe es que las lacras del desempleo y la precariedad se están cronificando. La apuesta del poder económico es una nueva vuelta de tuerca; y la nuestra, no permitírselo.

Respecto a SORTU, entendemos que nosotros hemos de denunciar dicha situación, en concreto el proceso de centralización y oligarquización que se ha producido en el Estado, y proponer una estrategia en el sentido inverso. Frente al centralismo, procesos de soberanía para todos los pueblos y, obviamente, para Euskal Herria. Y frente a la oligarquización y la cronificación del desempleo y la precariedad, articular una estrategia de doble dirección: por una parte, responder a las agresiones y recortes de los derechos sociales y laborales a las clases populares; por otra, demostrar con propuestas concretas que existe alternativa a las políticas del establishment y sus amigos. La izquierda tiene hoy muchas propuestas concretas que los medios del régimen y del establishment ocultan permanentemente.

 

Iñaki Errazkin: En unos días estará, por fin, en libertad Arnaldo Otegi. Son muchas las voces que han denunciado en todo el Estado español la injusticia de su prolongado encarcelamiento cuando se le reconoce como artífice político de la decisión unilateral de ETA de cesar su actividad armada. ¿Cómo valoras esta excarcelación? ¿Qué crees que cambiará en el panorama de Euskal Herria con la incorporación de Arnaldo Otegi a la vida política? ¿En qué situación quedan los otros 400 presos? ¿Sigue siendo la amnistía general una reivindicación de la Izquierda Abertzale?

 

Joseba Permach: La salida de Arnaldo de la cárcel va a ser un acontecimiento excepcional para Euskal Herria y el nuevo tiempo que vivimos. Él fue uno de los principales artífices que ayudaron a abrir esta nueva etapa del proceso de liberación nacional de Euskal Herria. Arnaldo Otegi ha sido, es y va a ser un líder natural e importantísimo para la izquierda abertzale y creo que también para todos los sectores soberanistas y de izquierdas de Euskal Herria. Creo que puede ser y va a ser un revulsivo para hacer operativa esa estrategia independentista de fuerte calado social que comentaba anteriormente.

Respecto al resto del colectivo de presos, espero que seamos capaces de articular una presión social plural y mayoritaria que obligue a los estados a traer a los presos a Euskal Herria en un primer paso y conseguir la libertad de todos ellos posteriormente. Y respecto a la aministía como concepto político general, claro que sigue siendo una referencia para la Izquierda Abertzale, pero siempre hemos llevado a cabo la adecuación de esos conceptos o reivindicaciones generales a la estrategia concreta, y creo que también lo hemos de hacer en esta nueva fase política y social.

 

Iñaki Errazkin: ¿Qué último mensaje darías a las muchas personas de Euskal Herria y del Estado que van a leer esta entrevista?

 

Joseba Permach: Aprovechando (y agradeciendo) a un medio que no está al servicio del establishment ni del poder económico, les diría que pese al permanente intento de estos por incrustar en nuestra mente el acrónimo TINA (There is not alternative), no es cierto; o más directamente, decirles que es mentira. Existe alternativa y está en nuestra mentes y en nuestras manos. Son posibles otras políticas, otra economía y otro sistema social.

Cada cual desde su país, nosotros desde Euskal Herria, otros desde los Països Catalans, Galiza y el resto del Estado, todos podemos luchar y trabajar por la mejora de vida y trabajo de las respectivas clases populares. Tenemos que hacer frente, entre todos, hombres y mujeres, al proceso de centralización y oligarquización mencionados y poner en marcha procesos constituyentes que tengan como objetivo una vida digna para las personas y las mayorías de nuestros pueblos y no el negocio de unos pocos. Y para finalizar, siempre recordando aquello que nos dijo Gioconda Belli: “la solidaridad es la ternura de los pueblos”. Un saludo y abrazo a todos y todas.